Aulas_TEA: Conductas positivas

Dentro de la actividad conductas positivas se nos pide que el alumnado enumere una serie de conductas positivas que pueden realizar en el centro.

Para ello en el aula hicimos una tormenta de ideas, comentando el alumnado los siguientes puntos:

  • Realizar las responsabilidades cada uno.
  • Poner la mesa cuando le toca.
  • Realizar el calendario.
  • Esperar mi turno para hablar sin interrumpir.
  • Pedir permiso o informar para ir al WC, realizar un recado a otra aula, etc.
  • Mantener una conducta responsable en los vestuarios de las piscinas y del polideportivo de gimnasia.
  • Informar al profesor cuando no me encuentro bien (gripe, dolor, estoy triste, enfadado, me siento raro…).
  • Entregar las notas o informaciones del colegio a nuestros padres, madres y/o tutores.

 

Cuadro de registro de las 3 conductas positivas
Cuadro de registro

Después de la tormenta de ideas, los alumnos y alumnas del aula de TVA (16 – 19 años) han elegido por votación tres conductas positivas para trabajar esta semana más intensamente.

  1. Realizar las responsabilidades de cada uno.
  2. Esperar mi turno para hablar sin interrumpir.
  3. Mantener una conducta responsable en los vestuarios de las piscinas y del polideportivo de gimnasia.

 

 

Con respecto al primer punto cada alumno o alumna ha inicio del curso se concretan las responsabilidades que tienen. Se elabora una lista con las responsabilidades que son acordadas y se firman.

Con respecto a estas conductas positivas cada alumno y alumna han tenido sus fortalezas y debilidades. A un alumno la conducta 1 y 2 era más sencillas de cumplir que la nº 3, y a otro, quizás, la 2 le suponía mucho esfuerzo. Es decir, a cada persona del aula le supuso un esfuerzo, aunque variaban tanto en intensidad como en el tipo de conductas positivas a realizar.

Durante esta primera semana se ha empezado con mucha motivación, pero al final de la semana se apreciaba cierto cansancio. Por todo ello, debido a cómo es el grupo-aula considero que de seguir aplicando dicho registro, aunque sean con conductas distintas, debería ser por temporadas. Cierta continuidad la veo necesario, sobre todo, para ver la evolución o no de dichas conductas, pero siempre por temporadas. Para algún alumno y/o alumna supone un estrés añadido. Parten de quererlo hacerlo bien, pero luego muchos de ellos no lo pueden cumplir. Uno de ellos me ha verbalizado que sabe que no lo puede hacer, pero no puede dejarlo de hacer (la conducta inadecuada). Por eso, me estoy pensando en que cada alumno decida, previo acuerdo con el profesor, qué conductas son objetivo y cuáles no.

Señalo que son ellos quienes firman en el cuadro de registro tras valorar ellos su comportamiento. Añado además, que suelen ser bastante duros consigo mismos. Un alumno no lleva bien este tipo de registros por experiencias desagradables que ha tenido en su escolaridad. Por ello, he decidido que abandonara este tipo de registro porque no merecía crearle un estres innecesario que en esta entrada del blog no es posible comentar. Otro realmente no sabe si ha realizado la conducta que se pretendía y he tenido que ayudarle a cumplimentar el cuadro de registro y comentaba bien/mal si/no aleatoriamente viendo mi reacción antes su respuesta.

[yeblonqrcode size=”100″ url=”” class=”” style=””]

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar