Utiliza escritorios virtuales

Los escritorios virtuales te ofrecen la posibilidad de tener varios escritorios distintos en el mismo ordenador. En cada uno de ellos puedes tener varias ventanas de aplicaciones abiertas.

Uno de esos programas que te permiten realizar lo anterior es Microdesk. Aunque el programa es gratuito, te tienes que registrar. Además está en inglés, pero es extremadamente sencillo de manejar.